Seleccionar página

¿Recuerdas la puerta de tu garaje? Normalmente nos acordamos sólo para abrir o cerrar. Sin darnos cuenta que también necesitan un mantenimiento. Desde aquí vamos a daros algunos consejos de cómo realizar el mantenimiento de tu puerta automática.

Con estos pasos evitarás problemas. De esta forma alargarás la vida útil de tu puerta. Además evitarás más de un dolor de cabeza.

Cómo realizar el mantenimiento de tu puerta automática

  1. Limpia los alrededores de tu puerta

Normalmente por la pendiente que sueles tener en la puerta esto es peligroso. La basura y el polvo tiende a acumularse en varias zonas de tu puerta.

Es importante barrer y limpiar al menos una vez cada dos días. Limpia la guía del suelo por donde corre la hoja. Si no lo haces la puerta puede atascarse. En casos extremos de dejadez puede incluso descarrilar. Esto puede ser muy peligroso para ti y la gente que utiliza la puerta.

En puertas con guías laterales tendemos a engrasarlas a menudo. Muchas veces esta grasa acaba por formar una película sólida.

Lo que provoca que en vez de engrasar se atasque. Ten cuidado y antes de engrasarla limpia los laterales.

12008-2663421

  1. Engrasa tu puerta una vez entre 30 y 45 días

Es aconsejable mantenerla engrasada. Por eso te recomendamos que no lo dejes. Engrasa tu puerta con grasa líquida en spray una vez al mes. Como mucho deja que pasen 45 días o mes y medio.

Cuidado con la grasa consistente. Esta es la que se solidifica y provoca problemas a largo plazo.

Los puntos de engrase son:

  • Donde se produzca giro (piñón, rodillos y ruedas)
  • Cerradura, pestillo y bisagras en puertas abatibles

¡CUIDADO!

Nunca desmontes el motor o piezas para engrasarlas. Vienen de tal forma que no entra la suciedad. Además suelen estar siempre engrasados

  1. La placa eléctrica siempre revisada

De vez en cuando es bueno fijarse en la placa. Observa si tiene alguna zona quemada o desgastada.

De esta forma verás si estás muy desgastada y si necesitas llamar a un profesional.

  1. Revisa el cuadro de control

El cuadro de control es muy importante. Muchas averías vienen de este lugar debido a la dejadez.

Si el cuadro está en la pared revisa cada cierto tiempo su estado. Muchas veces surgen grietas que dejan pasar el agua y la humedad.

Si entra el agua puede provocar cortos o problemas eléctricos.

Si ves alguna grieta puedes sellarla con silicona.

  1. Cuidado con quien habita en tu cuadro

Muchas veces una grieta en tu cuadro es un problema mayor. Muchos insectos o roedores ven un hogar maravilloso.

Ten cuidado que insectos como avispas, roedores, etc. no aniden dentro y te provoquen más de un problema.

  1. Realiza una revisión completa con un profesional una vez al año

Muchas veces creemos que nuestra puerta está perfectamente. A veces pequeñas reparaciones hoy suponen un ahorro mañana.

Por eso es bueno contactar con un profesional que revise tu puerta. De esta forma tendrás una visión perfecta de cómo está tu puerta automática.

  1. Conciénciate de cuidar tu puerta

Cómo realizar el mantenimiento de tu puerta automáticaEste consejo es ya más personal. No dejes que pase el tiempo sin revisar tu puerta.

Apunta en una agenda o calendario cuando engrasarla o cuando realizar una revisión del cuadro.

Ahora ya sabes cómo realizar el mantenimiento de tu puerta automática. El mantenimiento de tu puerta sólo depende de ti.

Si lo que necesitas es un equipo profesional que instale tu puerta puedes contactar con nosotros.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button